Centro regional de actividad para las Áreas y la Flora y Fauna Silvestres Especialmente Protegidas del Convenio de Cartagena
Caribbean Environment Program
Parc National de Guadeloupe
United Nations Environment Programme
Portada del sitio > El protocolo SPAW > Protección de las áreas y ecosistemas

Protección de las áreas y ecosistemas

Todas las versiones de este artículo:


El protocolo SPAW prevé, en su artículo 4, que cada Parte cree áreas protegidas (y eventualmente áreas tapones) con el fin de restaurar, preservar o mantener los hábitats, los ecosistemas y los recursos naturales. En este artículo se enfocan particularmente los ecosistemas marinos y costeros representativos, los hábitats de especies amenazadas o endémicas, los ecosistemas productivos y los recursos naturales que proporcionan beneficios socioeconómicos, y las áreas de interés particular incluidas aquellas indispensables para el buen funcionamiento de los ecosistemas de la región del Caribe. Base de datos de las áreas marinas protegidas del Caribe: http://www.cep.unep.org/caribbeanmpa


Banco de peces


Se pide a las Partes que adopten, para cada área protegida, las medidas apropiadas para garantizar su buena conservación y gestión, en particular, por la gestión de las contaminaciones y residuos, la reglamentación de las actividades en o cerca de las áreas protegidas, la reglamentación o la prohibición del comercio de las especies procedentes de dichas áreas, la buena gestión de las prácticas turísticas. En torno a estas medidas de protección, las Partes también deben establecer un régimen de planificación y gestión de las áreas protegidas que incluyen, en particular, la adopción de directivas, la elaboración de un plan de gestión, la dirección de programas de investigación y vigilancia, la educación y la sensibilización del público, las modalidades de participación de los actores locales, los procedimientos de autorización, la formación, etc.


Más allá de estas acciones que dependen de la responsabilidad nacional de cada Parte de SPAW, el protocolo prevé la instauración de programas de cooperación para contribuir a la selección, al establecimiento, a la planificación, a la gestión y a la conservación de las áreas protegidas y establecer una red regional de superficies protegidas. Deberá establecerse a este respecto Una lista regional de superficies protegidas que corresponde a los objetivos fijados por el protocolo SPAW.